CAMPAÑAS

[+] Agua
[+] Aluminio
[+] Anuncios-Impresos-Volantes
[+] Energía -Focos
[+] Llantas-Autos
[+] Papel
[+] PET
[+] Pilas Pirata-Mercurio
[+] Plásticos
[+] TETRAPAK
[+] Unicel
[+] Vidrio

VIDRIO
< VOLVER

El vidrio es uno de los materiales más cotidianos y con el que estamos continuamente en contacto. Se fabrica con un recurso natural que procede de minas de arena (se obtiene básicamente a partir de sílice, caliza y sosa). Es una sustancia dura, frágil, translúcida, refringente (produce refracción de la luz) y mala conductora del calor la electricidad.

A lo largo de su historia, el vidrio ha demostrado ser uno de los materiales de envase más respetuosos con el medio ambiente. Es 100% reciclable y en un número indeterminado de veces. Las materias primas de las que se fabrica el vidrio son abundantes en la naturaleza, y éstas se obtienen mediante un proceso de extracción sencillo y poco contaminante. No obstante, la extracción de arena debe ser bien manejada porque de lo contrario puede generar contaminación y erosión.

El vidrio posee características que hacen que no interfiera con las propiedades de los productos que contiene. Por otra parte, su degradación química y su erosión física son muy lentas, pero no libera sustancia alguna que pueda resultar perjudicial para el entorno. Además, para su fusión, se puede emplear cualquier tipo de energía. De vidrio se fabrican envases y embalajes para alimentos, bebidas.

Las botellas y frascos que se producen en las fábricas de envases y embalajes de vidrio son trasladados a la planta envasadora donde se llenan y utilizan para contener alimentos y bebidas. Dichos alimentos y bebidas, ya envasados, tienen como destino los canales de distribución. Desde estos lugares, los productos envasados son adquiridos directamente por el consumidor.

¿PORQUÉ UTILIZAR ENVASES DE VIDRIO?

Desde el punto de vista ecológico, los envases de vidrio presentan las siguientes ventajas:

De fabricación:

  • Su costo de obtención es bajo, ya que la materia prima es abundante.
  • Se trata de un material químicamente inerte por lo que no contamina.
  • Su proceso de descomposición es similar al de cualquier roca silícea.
  • Los objetos de vidrio son reutilizables.
  • El material es reciclable al cien por ciento.
  • La formulación del vidrio puede ser ajustada según el tipo de envase requerido o uso específico.
  • Es tan maleable que con él se pueden fabricar desde garrafas hasta ampolletas.
  • No se oxida, ni pierde su atractivo al usarlo, excepto si se usa a la intemperie.
  • Es impermeable, resiste el calor dentro de un cierto rango, puede apilarse sin aplastarse y se pueden volver a cerrar con facilidad, además de que el consumidor puede ver el interior del envase para verificar la apariencia del producto.
  • Es un material limpio, puro, e higiénico; es inerte e impermeable para los fines cotidianos.
  • Los envases de vidrio cerrados son completamente herméticos.
  • No pueden ser perforados por agentes punzantes.
  • Como envase hermético, puede cerrarse y volverse a abrir.
  • Es una barrera contra los cambios de temperatura.

 

De consumo:

  • Los productos que se comercializan con envases de vidrio pueden hacerlo con envase retornable o no retornable.
  • En el caso de los envases retornables, el consumidor los devuelve y el envasador los higieniza y los rellena de nuevo.
  • La reutilización o el reciclado son directos y con bajos costos.
  • Si se trata de envases no retornables, se recogen y se transportan a las plantas de tratamiento, donde se limpian y se trituran. El producto que se consigue puede ser utilizado como materia prima para la obtención de vidrio nuevo.

IMPORTANCIA DEL RECICLAJE DE VIDRIO

El vidrio se recicla las veces que se requiera y en la forma que se quiera, no pierde propiedades. Así mismo, el reciclado de vidrio entraña beneficios sociales, ambientales y económicos, ya que genera un significativo ahorro energético. Aunque el ahorro energético que se logra es importante, no es el único beneficio que produce la recolección selectiva de estos envases y de este material y su reciclado para su posterior reutilización.

El ahorro de materias primas que está logrando el progresivo aumento de las cifras de recolección selectiva de vidrio y su reciclaje evitan la destrucción de tierras para la extracción y contribuyen así a la preservación de los ecosistemas potencialmente afectados por esta industria.

Asimismo, el reciclaje de vidrio reduce la contaminación de los suelos, ya que el reciclaje de 3000 envases de vidrio equivalen a 1 tonelada menos de basura.

El reciclaje del vidrio ayuda a la conservación de la calidad del agua. También la contaminación del aire disminuye significativamente al reducir la quema de combustible para su fabricación y el consumo de agua disminuye a la mitad. Si durante la fabricación de vidrio utilizáramos la mitad del material reciclado y la otra mitad de materia prima, se ahorraría el 50 por ciento del agua que normalmente se utiliza y bajaría en un 20% la contaminación del aire.

Estas características y las indudables ventajas socioeconómicas, y por supuesto ambientales que conlleva el reciclado de vidrio han facilitado una creciente sensibilización social en relación con esta cuestión, aunque las cifras de recolección y reciclaje de envases usados todavía están lejos de alcanzar las que registran otros países del mundo.

Para producir una tonelada de vidrio, se requieren las siguientes cantidades de materias primas y energía:

  • 665.40 Kg de arena sílica
  • 216.63 Kg de carbonato de sodio anhidro
  • 216.63 Kg de piedra caliza
  • 75.75 Kg de feldespato
  • 16.75 millones de BTU de energía

También se requiere dar tratamiento o eliminar lo siguiente:

  • 192.12 Kg de residuos de minería
  • 4.01 Kg de contaminantes del aire

Si se utiliza una mezcla de 50% de vidrio reciclable y 50% de materias primas vírgenes, se consiguen los siguientes ahorros:

  • 50% del consumo de agua
  • 79% de los residuos mineros
  • 14% de los contaminantes del aire

¿CÓMO SE RECICLA EL VIDRIO?

Todos los envases de vidrio pueden ser reciclados a través de un proceso que consiste en:

  1. Recolección de los envases
  2. Separación de objetos extraños
  3. Y triturado del vidrio, obteniendo el "casco de vidrio"

El material obtenido (casco de vidrio) se funde con arena, hidróxido de sodio y caliza para la fabricación de idénticos envases de vidrio, de tal forma que las botellas y frascos que incorporan restos de vidrio, siempre son nuevos.

¿PORQUÉ RECICLAR VIDRIO? ALGUNAS VENTAJAS

El reciclado de vidrio entraña beneficios sociales, ambientales y económicos, ya que genera un significativo ahorro energético:

Ahorro de energía y materias primas:

  • Utilizar vidrio reciclado supone usar menos recursos naturales, como la arena sílica, que debe extraerse de las minas en un proceso que, además, requiere un elevado consumo energético.
  • Debido a que el vidrio que se recicla es fundido a una temperatura más baja, la energía requerida para fundir la fórmula del vidrio puede disminuir hasta un 50%, dependiendo de la cantidad de vidrio que se introduzca al horno.
  • Cada tonelada de vidrio que se recicla ahorra una energía equivalente a 136 litros de petróleo y sustituye a 1,2 toneladas de materias primas, como sílice, caliza y ceniza de sosa que se emplean para fabricar vidrio nuevo.
  • Si se recicla el vidrio, se ahorra un 44% de la energía utilizada en su fabricación.
  • Reciclar una botella de vidrio significa mantener un foco de 100 watts por 4 horas.

 

Cuidado al medio ambiente:

  • Menos tiraderos y rellenos sanitarios: una cantidad de 3000 botellas recicladas supone una reducción de 1000 kg de basura, pero también del enorme problema que representan los tiraderos clandestinos.
  • Menos humo al medio ambiente: con el reciclaje de vidrio se evita nuevas emisiones contaminantes a la atmósfera y responsables del llamado cambio climático.
  • Podemos ahorrar hasta un 50% de un recurso tan escaso y valioso como el agua en los procesos de fabricación del vidrio reciclado.

¿Qué podemos hacer como consumidores en relación al vidrio?

  • Optemos y consumamos productos en envases de vidrio retornables.
  • Eliminemos las tapas de los envases de vidrio al llevarlos al contenedor de reciclaje pues generalmente son de otros materiales.
  • En la casa, oficina o escuela, usemos nuestro propio vaso o taza, y destinemos algunos para los visitantes.
  • Evitar el uso de vasos y envases desechables. Lo mismo podemos hacer en las fiestas o días de campo.
  • Animemos a organizaciones sociales, supermercados, escuelas y tiendas grandes o pequeñas cercanas a nuestro hogar, a la instalación de programas de reciclaje de vidrio.

Fuente: SEDESOL/Instituto Nacional de Ecología. Manejo y Reciclaje de los Residuos de Envases y Embalajes. Serie Monografías No. 4. 1993.