CAMPAÑAS

[+] Agua
[+] Aluminio
[+] Anuncios-Impresos-Volantes
[+] Energía -Focos
[+] Llantas-Autos
     - Campaña llantas - autos
     - Uso de combustibles fósiles
        en México

[+] Papel
[+] Papel
[+] PET
[+] Pilas Pirata-Mercurio
[+] Plásticos
[+] TETRAPAK
[+] Unicel
[+] Vidrio

USO DE COMBUSTIBLES FÓSILES EN MÉXICO
< VOLVER

Actualmente 80% de toda la energía consumida en el mundo viene de combustibles fósiles. Tan sólo en México el 92% de la energía utilizada proviene de estos combustibles.

México emite anualmente 188 millones de toneladas de C equivalente (carbono), lo que representa cerca del 2% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y lo ubica como el noveno país en este rubro a nivel mundial. Su contribución per cápita es pequeña respecto a países desarrollados, pero en el contexto del tercer mundo, es de las más elevadas, por su gran dependencia en los combustibles fósiles y las altas tasas de deforestación —que aportan el 29% de las emisiones totales.

De seguir las actuales tendencias, las emisiones del país podrían aumentar 50% para el año 2010, lo cual puede ocasionar grandes sequías y reducción en la superficie apta para cultivo. Aumentarían los riesgos de inundaciones y se producirían cambios en la distribución geográfica de más de la mitad de los bosques.

USO DE COMBUSTIBLES POR AUTOMÓVILES Y CONTAMINACIÓN AMBIENTAL EN LA CIUDAD DE MÉXICO

Aproximadamente el 50–60% de la contaminación en las ciudades es causada por los vehículos. Emiten el 34% de los óxidos de nitrógeno (NOx) y dióxido de azufre (SO2). Emiten además el perjudicial monóxido de carbono (CO) que intoxica la sangre.

Estos son algunos datos relacionados con el consumo excesivo de combustibles fósiles en la Ciudad de México y Zona Metropolitana:

  • En el la Ciudad de México y el Valle de México se generan alrededor de 43 millones de litros diarios de combustibles que es, aproximadamente, 22 veces la Alberca Olímpica. De esta cantidad, 54% corresponde al transporte de bienes y servicios.
  • En la Ciudad de México circulan todos los días más de 3 millones de automóviles que consumen más de 43 millones de litros de combustible.

USO DE ENERGÍA FÓSIL (COMBUSTIBLES) EN LA ZMVM

Como en cualquier otro país, la mayor parte de la energía producida en México es consumida en las áreas urbanas. Por ello, los niveles de contaminación en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) —particularmente la atmosférica—están asociados principal y directamente con la utilización de fuentes fósiles de energía, como también a los patrones intensivos de consumo y a la aún deficiente calidad de los combustibles utilizados.

El consumo y la producción de energía están íntimamente ligados a la emisión de diversos contaminantes a la atmósfera, tanto a nivel local (bióxido de azufre, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, hidrocarburos y partículas suspendidas) como de impacto regional/global, esto es, de los llamados gases
de efecto invernadero (bióxido de carbono, metano y óxido nitroso).

Consumo de energía en la Zona Metropolitana del Valle de México

Una vía aproximada para contextualizar el consumo energético en la ZMCM respecto al país es la siguiente:

  • En 2001, el consumo final de energía de la zona centro del país (Distrito Federal, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Puebla y Tlaxcala), de la cual la ZMCM representa 56.6% en población, equivalió a casi 30% de la que consume el país.
  • En los casos de gas LP y querosenos, los consumos se acercan al 40% y la leña al 20% respecto del total nacional. La gasolina, el diesel y el combustóleo participan con valores menores a 35%; sin embargo, la suma de dichas fuentes es de 516.7 PJ, esto es, 55% del total de la energía consumida por la zona centro.
  • Para dimensionar la importancia de sus repercusiones ambientales, el consumo de gasolinas y diesel (449.34 PJ) en 2001 representó casi la mitad de la energía consumida en la región centro; le siguen el gas LP y electricidad.
  • De acuerdo con un estudio prospectivo de la Secretaría del Medio Ambiente del GDF —Estrategia Local de Acción Climática—, el consumo anual energético de la Zona Metropolitana del Valle de México (para la que se consideran las 16 delegaciones y 18 municipios conurbados) muestra un incremento anual de 13% entre 1996 y 2000 en los diferentes sectores de consumo, según en el orden de importancia siguiente: transporte, industria, residencial, comercial y público
  • Durante el año 2000, la ZMVM consumió un total de 626 PJ de energía, 555.3 PJ provenientes del uso de combustibles y 88 PJ de electricidad, cantidades que respecto al consumo nacional, representan 14% y 16% respectivamente, e incluye la energía consumida por los sectores transporte, industrial, residencial, comercial, público y generación eléctrica.

 

TIPO DE UNIDAD DE MEDIDA UTILIZADA

La diversidad de unidades en las que se suelen medir los energéticos (toneladas, barriles, pies cúbicos, BTU, litros, watts-hora, etc.) impide su comparación directa, por lo que es necesaria una unidad común. Aquí utilizamos el Joule (J) como unidad común, de acuerdo con la Ley Federal sobre Metrología y Normalización.

En dicha ley se establece que el Sistema General de Unidades de Medida es el único instrumento legal de usos obligatorio en los Estados Unidos Mexicanos. Allí se establece que la cantidad de calor y energía debe medirse en Joules.

  • El 20% de la electricidad consumida se generó en la propia ZMVM, mientras que el resto provino del Sistema Interconectado Nacional.
  • En cuanto a los combustibles, cuatro contribuyeron con 97% de los requerimientos energéticos: gasolina, gas natural, GLP y diesel.
  • El transporte es por mucho, el mayor consumidor de energía, característica que se incrementa a más de la mitad de la energía de la ZMVM, al considerar únicamente el consumo de combustibles sin incluir la electricidad. La industria y el sector residencial le siguen en el consumo.

Los cambios en la estructura de los combustibles utilizados por el sector reflejan en parte los cambios tecnológicos adoptados por PEMEX con los distintos tipos de gasolinas: hay una preferencia por las gasolinas baratas, por lo que cada vez que hay un cambio en las mismas, el consumidor siempre preferirá aquella cuyo costo es menor independientemente de los beneficios ambientales que pueda traer.

En el caso del sector industrial y servicios, es importante mencionar que el combustible con mayor uso es el gas natural, hecho que es de particular importancia por los beneficios ambientales que tiene la utilización de este producto, a diferencia del diesel o gasóleo.

La combustión del gas natural prácticamente no genera emisiones de bióxido de azufre, causante de la lluvia ácida. Asimismo, comparado con otros combustibles fósiles, el gas natural emite cantidades menores de monóxido de carbono, hidrocarburos reactivos, óxidos de nitrógeno y bióxido de carbono.

El uso de gas natural para la generación de electricidad, en sustitución de los petrolíferos, ha contribuido enormemente a reducir los niveles de emisiones contaminantes en la ZMCM.

Consumo de energía en el Distrito Federal

Durante el año 2000, el Distrito Federal consumió un total de 343 PJ de energía, el 55% del consumo de la ZMVM, 291 PJ provenientes de combustibles y 52 PJ de electricidad. Esto representa 52% de los combustibles de la ZMVM y 59% de la electricidad, 7.8% del consumo nacional de combustibles y 9.5% de la electricidad.
La generación de electricidad fue mínima en el DF y básicamente con el fin de dar estabilidad al sistema de distribución; en ella se empleó únicamente gas natural y representó 0.3% del consumo de combustibles, con lo que se generó 0.1% de sus requerimientos energéticos. El resto de la electricidad provino del Sistema Interconectado Nacional.

En cuanto a los combustibles, tres contribuyen con 90% de los requerimientos energéticos: gasolina, GLP y diesel. La primera cubre más de la mitad de los requerimientos de energía del Distrito Federal.

El transporte —como en la ZMVM— es también el mayor consumidor, al utilizar casi tres cuartas partes de los combustibles. La industria y el sector residencial le siguen en el consumo. Estos tres sectores consumen el 94% de la energía del Distrito Federal

En términos de consumo energético por sectores en el Distrito Federal, cabe destacar que en la ZMVM se encuentra el 72% del transporte, 36% de la industria, 53% de la vivienda y 1.4% de la generación de energía eléctrica de todo el país.

Debido a sus implicaciones ambientales, es particularmente importante analizar las tendencias del consumo de energía, identificar las fuerzas que guían los cambios y diseñar las opciones de mitigación que contribuyan al desarrollo sustentable del país.

Una visión de esta naturaleza debe tender al consumo de recursos menos agresivos para el medio ambiente, entre ellos el gas natural, fomento de energías renovables, y a la eficiencia energética en los procesos productivos, entre otros.

Las megaciudades como la ZMCM están forzadas a adoptar un patrón de consumo energético que asegure su eficiencia, proteja la integridad ambiental y
mantenga y refuerce la economía local, lo cual no significa abandonar la eficiencia, el confort o el uso de la tecnología. Hay maneras de consumir energía más sustentablemente sin sacrificar el bienestar social.

CONCIENCIA AMBIENTAL:

  • Con el simple hecho de mantener bien infladas la llantas de nuestros autos ahorraríamos:
  1. Más de 430,000 litros de combustible al día
  2. Lo que equivale al combustible que consumen 300 mil autos
  3. Evitamos más de 2 mil toneladas de emisiones atmosféricas diariamente.

NOTA DE INTERÉS:

¿Sabías que un auto consume en una hora el mismo oxígeno que 800 personas consumen en un día?